Los “geñistas” de Reynosa

Los “geñistas” de Reynosa

 

Por Óscar Díaz Salazar.

Pocos, pero muy visibles, fueron los políticos residentes en Reynosa, afines a Eugenio Hernández Flores. La corriente “geñista” tuvo dificultades para arraigarse en un municipio en el que la clase política tricolor quería ver a uno de los suyos, Oscar Luebbert Gutiérrez, tomando las riendas del Poder Ejecutivo del Estado de Tamaulipas.

Por razones diversas, que no necesariamente son las de la simpatía o complicidad con el personaje señalado por Tomás Yarrington para sucederlo en el cargo, el “Geño” Hernández tuvo aliados en Reynosa, que le permitieron ganar en uno de los dos distritos en los que se dividió al territorio municipal, para efectos de la elección interna en la que compitieron Luebbert contra Hernández Flores.

La rivalidad con Oscar Luebbert y la disciplina partidista -entiéndase obediencia a las indicaciones del gobernador – fueron los factores que definieron el apoyo del dirigente de la CTM en Reynosa, Reynaldo Garza Elizondo, para el actual huésped distinguido del penal de Tamatán.

Fue decisivo para el triunfo de Eugenio Hernández en uno de los distritos donde el rival (Luebbert) jugaba de local, el voto de cientos de estudiantes de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Rodhe, de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. La aportación a la causa “geñista” le fue retribuida al joven director de la antigua Facultad de Agroindustrias, con el nombramiento de Rector de la UAT, por lo que sin lugar a dudas José María “Chema” Leal es uno de los “geñistas” más beneficiados por el ex gobernador.

Amira Gómez Tueme se alió con Geño desde el primer momento. Todos los rescoldos del grupo Cardenista (Cárdenas González), como es el caso del propio Enrique Cárdenas junior, Edgar Melhem, Amira Gómez y Gustavo Cárdenas, en el papel de opositor leal (entiéndase de mentiritas) se alinearon con el entonces precandidato que aparecía en televisión acariciando un cachorro de tigre e invitando a conocer el corazón de Tamaulipas. Amira fue, en ese tiempo, diputada plurinominal y Senadora de la República.

Por indicaciones de su jefe político, el gobernador Yarrington, Humberto Valdez Richaud se alineó con el favorito de Tomás. En esa época en la que se estaban definiendo candidaturas, compromisos y lealtades, el Betico Valdez se puso desde el primer momento de lado del entonces presidente municipal de VIctoria. A pesar del apoyo temprano que ofreció Humberto Valdéz, estuvo “banqueado” en los primeros años del gobierno de Eugenio. “El Negro Gamundi me grilló”, fue la explicación que me compartió en una tarde en la que coincidimos en los tacos de chimichurri de la colonia petrolera de Reynosa.

Ricardo Gamundi Rosas es uno de los pocos geñistas químicamente – o políticamente – puros, así dice la frase, aunque suena mejor o más verídico si lo dejamos en químicamente impuros. Secretario del Ayuntamiento cuando Hernández Flores era presidente, el Negro Gamundi era quien le cuidaba el changarro mientras el patrón se divertía y se dedicaba a “enamorar” a Tomás, con recorridos en cuatrimoto por las playas de la Pesca, con cabalgatas en las brechas del estado, con cacerías, con rodadas en las Harley por los caminos de Tamaulipas, con torneos de golf y de pesca, y en un sinfín de actividades de esparcimiento, propias de las realezas europeas que quisieron vender como actos importantes para estrechar lazos de afecto entre pueblos, y acciones para ” hacer región”…. Con puras mamadas, pa que me entienda.

El Negro Gamundi fue diputado local, Subsecretario de Gobierno y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI. Esos fueron sus trabajos o cargos formales. En la realidad se ocupó de muchas tareas turbias, turbulentas, como la cooptación, persecución y acoso de actores políticos, la designación y trafique en los mandos policíacos etc.

Geñistas de segunda línea fueron entre otros: Derly Rivas Alvarado, Raúl Zárate Lomas, Alvaro García, Carlos Solís Gomez, Sabás Campos Almodovar, Sergio Zertuche Zuani, Francisco Javier Garza

Leave a Reply

Your email address will not be published.